15 de enero de 2017

ACOSO ESCOLAR, ¡¡ BASTA YA!!




     



               



  El pasado martes, 10 de enero de 2016, fallecía en trágicas circunstancias, una niña, Lucía, de 13 años, como consecuencia del ACOSO ESCOLAR que venía sufriendo desde hacía algún tiempo.
  "SI ME QUERÉIS VER; TENDRÉIS QUE IR A MI TUMBA". Esas palabras las escribió Lucía semanas antes, en una carta de despedida. A pesar de que la carta se descubrió, nada se pudo hacer para evitar su suicidio.
  ¿CUÁNTAS MUERTES DE ESCOLARES HACEN FALTA PARA QUE SE TOME EN SERIO ESTA LACRA SOCIAL QUE ES EL ACOSO ESCOLAR?. 
  No veo a las puertas de los centros de enseñanza, ayuntamientos o cualquier institución pública a nadie manifestándose ante este doloroso hecho. ¿Por qué? 
  El acoso escolar siempre ha existido, sin embargo, ha aumentado considerablemente en los últimos años con el acceso a las nuevas tecnología ( el ciberacoso). Realmente, solo salta a los medios de comunicación aquel caso que termina en un centro hospitalario o en el cementerio,sin embargo, aquellas "víctimas", muy numerosas, que "sobreviven" al maltrato día a día, en silencio, verán afectado su rendimiento escolar, sus relaciones con los compañeros, su autoestima ,.. y las secuelas ( trastorno por estrés postraumático, tendencia a la depresión...), seguramente las tendrán de por vida.

  Lucía estudiaba en un centro de Murcia. La región de Murcia se encuentra a la cabeza en porcentaje de niños que sufren acoso escolar, según una encuesta de la ONG "Save de Children", realizada entre 21.487 estudiantes de toda España entre 12 y 16 años. Mientras que España presenta una media de un 8,1%  de niños que sufren acoso escolar ocasional y un 1,2% acoso frecuente, Murcia  tiene un 11% de acoso ocasional y un 2,8% de carácter frecuente. ¿Por qué?

 ¿Qué es el bullying? . El bullying es el maltrato físico y/o psicológico deliberado y continuado en el tiempo que recibe un niño o adolescente por parte de otros, con el único objetivo de dañarle y someterle.Puede implicar  silencios, amenazas, agresiones físicas, burlas, rechazo, sometimiento, exclusión...Unos forman parte activa, siguiendo las instrucciones del agresor originario, mientras que el resto, la inmensa mayoría, hace como "no darse cuenta" de lo que sucede para no tener problemas.
La víctima se siente sola e indefensa, incapaz de solucionar el problema por sí misma.Decidirse a contarlo a un adulto(padres y profesorado) tiene sus "inconvenientes", por eso muchos no lo dicen.:
  - Puede que no le crean: exageras, son cosas de críos, ignóralos.
  - Puede que los acosadores tomen represalias (ya le han amenazado en el caso de contarlo)


     Un apodo humillante, el insulto, la risa burlesca ,un empujón repentino, ridiculizarte, hablar en voz baja cuando pasas... se llama violencia. Se llama MALTRATO ENTRE IGUALES. NADIE TIENE DERECHO A HACERLO Y TODOS TENEMOS EL DEBER DE EVITARLO.
  
  Padres y educadores debemos estar atentos a toda una serie de síntomas (tristeza, ansiedad, somatizaciones, insomnio,...) a través de los cuales podemos detectar cuando el niño es víctima de acoso, aunque no nos engañemos, es difícil porque muchas veces el propio crío se siente culpable de esa terrible situación que está viviendo y niega lo que le ocurre.

  La EDUCACIÓN se adquiere en casa. Los niños aprenden lo que viven y su gran escuela son las personas con las que conviven . Imitan a sus padres en la forma de hablar, de caminar, de comer,..Los valores que los padres lleven a la práctica, serán asumidos por los hijos, de ahí la importancia de la conducta de los adultos ante los críos. Esta sociedad, sin embargo, está dejando la educación de los niños, "por falta de tiempo", en manos de la televisión, las nuevas tecnologías y, en menor medida, en la escuela. Digo en menor medida porque hoy en día, en este país, la enseñanza y la figura del profesorado está muy devaluada. No creo que haya existido ninguna otra época en la historia de la Humanidad que personas sin ninguna formación como docente, se permitan decirle a un profesor-a cómo debe hacer su trabajo.

    Me gustaría finalizar mi comentario pidiendo a esta sociedad que cuidemos a nuestros niños y niñas y no porque "son nuestro futuro", como tantas veces se oye decir, sino porque son "el presente"y merecen toda nuestra consideración, respeto y amor. No podemos virar la cara cuando en el patio del recreo un niño está siempre solo; no vale con decir es insociable, rarito,..¿Es, de verdad, su elección?

                

                El ENCARGADO
                

No hay comentarios:

Publicar un comentario