26 de diciembre de 2016

COMPARTIENDO EMOCIONES Y EXPERIENCIAS

     San Juan de Dios, 2016

    Cruz Blanca,2016

                                          Cruz Blanca,2016

  Ese es el título del trabajo que este curso escolar 20916-17, he comenzado a realizar con el alumnado de 3º y 4º ESO de la optativa de música, aunque también se ha incorporado algún alumno de  2º ESO. Para llevarlo a cabo he contado con la  ayuda de mi compañero de trabajo, Gerardo,profesor de religión.

  "COMPARTIENDO EMOCIONES Y EXPERIENCIAS" pretende acercar al alumnado a unas realidades sociales, duras, que habitualmente conocen "de oídas", de verlas en la televisión o "de lejos" en alguna visita. Se trata de que los chicos y chicas "vivan" esas realidades interactuando con las personas afectadas. La música, el teatro, la danza,...será el medio para iniciar el contacto.

 El pasado 16 de diciembre iniciamos esta experiencia  cuando visitamos SAN JUAN DE DIOS. Para la ocasión, el alumnado preparó una breve obra de teatro ("El sueño de Lía") y unos villancicos . El público estaba formado por  críos de corta edad, entre dos y cuatro años aproximadamente, y después de unos primeros minutos de timidez, se produjo el contacto entre ambos grupos.
  Conozco a la mayoría de mis alumnos desde hace como mínimo un año, pero en esta ocasión tuve la suerte de verlos en una faceta por mí desconocida que, francamente, me conmovió: su sensibilidad para comunicarse con aquellos niños era increíble. Alumnos-as  muy duros en el instituto, allí mostraron su lado más delicado, ese que jamás nos dejan ver al profesorado y, francamente, me sentí toda una privilegiada.Días después, un alumno de 3ªESO me comentó:"todos los alumnos del centro deberían tener esta experiencia, pues les haría poner los pies en la tierra".

  El lunes,19 de diciembre, visitamos la CRUZ BLANCA. La experiencia fue durísima, pero el aprendizaje  intenso.

  Desde hace años tenía ganas de hacer este trabajo. Este curso escolar lo he podido iniciar y espero poderlo continuar. Es muy enriquecedor para todos; al mismo tiempo que damos, recibimos. El alumnado se da cuenta de lo poco que valora lo mucho que tiene y que con muy poco, y no se trata de dinero, podemos ayudarnos los unos a los otros.

  Quiero agradecer a mis alumnos y alumnas el haber querido participar en este trabajo, y a Gerardo, el compañero de Religión, no solo por ponerme en contacto con esas instituciones sino también por esas energías positivas que siempre transmite y que llegan a contagiarnos a todos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario