30 de diciembre de 2013

¡FELIZ NAVIDAD y FELIZ 2014!





  Yo debo de ser una de las pocas personas que confiesan encantarles la Navidad: su olor, su sabor , su sonido, su sentimiento de solidaridad con los demás,...
   Actualmente parece "cursi", "poco o nada moderno", ... hacer esta confesión, pero , aún así, yo la mantengo, seguramente porque en mi niñez la disfruté de una manera muy simple, pero muy feliz.
  Los días previos a la Nochebuena eran muy emocionantes y activos. Recuerdo  ir al campo a buscar el musgo y los helechos para hacer el belén, a mi madre haciendo sus exquisitas truchas, a mi padre trayendo una rama de pino canario (en aquel tiempo casi nadie osaba poner en su casa un árbol artificial)  y a nosotros, los niños y niñas de la familia, sacando de entre finos papeles blancos bellísimas figuritas de barro,casitas de corcho, soplillos de brillantes colores y guirnaldas ,que luego mis padres colocaban en el lugar más adecuado.
  El belén nos encantaba a mis hermanos y a mí. ¡Cuántos personajes y animales en tan poco espacio!,
pero la colocación era tan precisa que el efecto era magnífico. En cuanto al árbol, recuerdo que la rama rara vez estaba derecha, pero no importaba, siempre quedaba precioso, y mucho más cuando se encendían las luces, la "instalación". Yo, como soy miope, lo veía todavía más bonito (aquellos que sufran esta enfermedad me entenderán muy bien). La instalación, al igual que la "bolitas de navidad", eran  - y lo son, pues aún se conservan la mayoría en la casa de mi hermano mayor- de cristal y con la luz se intensificaba su brillo.  En la sala donde se instalaban ambos elementos decorativos había un delicioso olor a musgo y a pino que aún hoy en día recuerdo, y que cuando voy al campo lo identifico como "olor a navidad" .
Este sentimiento he intentado  transmitirlo a mis hijas, y lo he conseguido. También ellas están disfrutando desde hace unos días de todas esas pequeñas cosas , y espero que, cuando sean mayores, continúen así.
  Una vez más ¡Feliz Navidad !


                                    Resultado de imagen de imagenes de navidad
                             




  Acabo de llegar de hacer unas compras y me siento agotada. Hoy había mucha más gente en la calle que el pasado día 24. Cualquiera diría que el país, como afirma el Gobierno, está saliendo de la crisis... Yo, desde luego, tengo serias dudas al respecto, pero seamos positivos que esta noche tenemos fiesta.
 
    Dentro de unas horas empieza un nuevo año, y , una vez más, muchos ya tendrán  preparada  su lista de "buenos propòsitos" para el 2014. Yo, sin embargo, me limitaré, como vengo  haciendo desde hace algún tiempo, a formular un deseo cada vez que trague una uva. Por supuesto, dada la rapidez de las campanadas (todavía no sé en que canal las escucharé)  lo normal es que las tres o cuatro últimas uvas sean para un único deseo.
  Siempre suelo  "pedir" lo mismo y no sólo pensando en mí misma, sino también en todas las personas que quiero y/o aprecio: Volver a festejar este día el próximo año con todos los que ahora están, salud,trabajo  con condiciones y sueldo digno, ilusionarme, gozar el día a día, sabiduría para ver el vaso medio lleno,...
  Hace un momento estaba pensando en el "vaso medio lleno" y, seguramente para aquellos que se lo están pasando muy mal con esta crisis que sufre una gran parte del país (hay otra, pequeña,que si ya antes vivía muy bien, ahora está muchísimo mejor) dirán, no sin razón, que tener esa visión es fácil cuando se tiene un trabajo. Es cierto, por mucho que uno quiera "ponerse en lugar" de todas esas personas, esas familias que se ven con una hipoteca imposible de afrontar, un salario reducido , en paro...es imposible, salvo que se haya vivido con anterioridad tal situación, y no es mi caso.
 A pesar de todo, yo , como Serrat, quiero seguir pensando que "hoy puede ser un gran día" y que vale la pena ILUSIONARSE.

  ¡FELIZ 2014 Y MUCHA SUERTE!



No hay comentarios:

Publicar un comentario